La importancia de revisar tu colección de vez en cuando | Consolando.es
Visita Consolando.es en Facebook
17 enero 2018

La importancia de revisar tu colección de vez en cuando

El día que compré una Game Boy Pocket plateada con su embalaje original (una caja de plastico transparente) en un Cash Converters de Barcelona decidí que iba a coleccionar consolas portátiles. Ese fue el inicio de todo. Hasta ese momento había tenido la Game Boy original que compré de segunda mano y que todavía conservo y la Game Boy Color que vendí para comprar a su sucesora, la Game Boy Advance. Nunca antes pensé en coleccionar, solamente tenía la consola portátil que había en ese momento y nada más.

Poco a poco, sobre todo gracias a eBay y a que los precios todavía no eran tan abusivos como ahora, fui comprando las consolas portátiles que me parecieron más interesantes. Varias Game Boy pocket, Game Boy color, Advance, Neo Geo Pocket, Wonderswan, Gp32, Wiz, Game Gear…y alguna cosa curiosa como la Game Boy camera, Pokémon mini y unas cuantas Nintendo Mini Classics. Por supuesto, en todo este tiempo también he ido comprando juegos, claro, pero eso es otra historia.

Hasta el momento he disfrutado tanto en la búsqueda de modelos concretos o de ediciones limitadas, como jugando con ellas, aunque la mayoría las tengo guardadas en una caja que de vez en cuando abro para verlas. Solo unas pocas elegidas las utilizao a menudo para jugar. De vez en cuando me gusta coger la Neo Geo Pocket y jugar al Pac-Man en su magnífica versión, también la Wiz, gracias a su magnífica pantalla y su capacidad de emular casi todos los sistemas clásicos hasta los 16 bits de manera muy aceptable. También la Game Boy micro, que utilizo para jugar en la cama antes de dormir y sobre todo, la Game Boy Advance SP AGS-101 que utilizo para todo lo que sea Game Boy.

El desastre

Durante estas vacaciones de navidad, en uno de esos días tontos en los que te quedas en casa, se me ocurrió echarle un vistazo a mi colección. Así que cogí la caja donde tengo casi todas las consolas guardadas y la abrí para irlas sacando una a una con la idea de probarlas, comprobar que no tuvieran pilas dentro e incluso echar alguna partida, porqué no.

Sinceramente, esperaba que todo estuviera bien, que todo estuviera como hasta ahora, pero me llevé una desilusión al ver los estragos que el tiempo había hecho en algunas consolas. Para empezar, pude ver como por un descuido olvidé unas pilas puestas en una de las Neo Geo Pocket y habían derramado el típico líquido asqueroso que oxidó todos los contactos. Después de limpiar la consola y conseguir que volviera a funcionar,  le tocó el turno a las Wonderswan. Tengo cuatro wonderswan , tres normales y una color. La color estaba bien pero las otras tres tenían la pantalla con un aspecto que no me gustó nada, tras probarlas, pude combrobar que los juegos no se ven bien , ni siquiera jugando con el contraste. He visto un tutorial en Youtube de como arreglar ese problema, aunque se escapa a mis habilidades…

 

 

Continuo con el desastre. Seguidamente quise probar la GP32, la primera consola “alternativa” que tuve que me dió muchas horas de disfrute, con sus emuladores de Megadrive, Game Boy y otros. Pues bueno, resulta que esta no enciende, ¡¡Me caguen to!!, le puse unas pilas nuevas y tampoco. Hasta el momento no he mirado que puede pasar y si tiene solución. Es posible que en este hilo de gp32spain encuentre algo de información al respecto.

Ahora le ha llegado el turno a la Wiz. De estas tengo dos, una que me regaló mi amigo Roger que todavía sigue funcionando y que de vez en cuando utilizo para alguna partida, y la que yo me compré en hardcore-gamer que al cabo de unos pocos años era inservible por sus manchas en la pantalla y que guardé para piezas. Pues bien, resulta que a esta última se le ha inchado la batería, hasta el punto que me costó un huevo poder quitar la tapa. Por lo menos la batería no dejó ir ninguna sustancia.

No, todavía no he terminado, seguimos. ¿Te acuerdas de los llaveros con juegos de Game&Watch que salieron hace unos años y que todavia se pueden encontrar?. Pues bien, recuerdo que un día entré en un Lidl y tenían varios modelos de estas maquinitas en liquidación. No me corté un pelo y compré una de cada y las guardé en su Blister. Solamente abrí la de Mario para jugar un poco con ella, el resto estaban a buen recaudo, o eso pensaba yo, hasta que me di cuenta que las pilas de la de Mario habían perdido líquido y habían pringado los conectores. Entonces pensé, si estas pilas se han estropeado, seguramente las demás también, así que poco a poco saqué las demás del blister haciendo un pequeño corte con un cutter y efectivamente, todas, sin salvarse ninguna tenían las pilas en mal estado y habían dejado rastro en los conectores. ¡¡Menuda M!!. Lo peor de todo es que era algo que de vez en cuando me venía a la cabeza y sospechaba que pasaría, pero sinceramente, me resistía a sacar las maquinitas de sus blister, gran error…

 

nintendo mini classics

 

Las Game Boy, las más resistentes

Por suerte, todas la Game Boy que tengo, ya sean la original, Color, Advance, SP o Pocket funcionan a la perfección, ninguna de ellas falla, lo que me hace pensar que las consolas portátiles de Nintendo son las más fiables, aunque tengo que decir que un par de ellas han sufrido el típico cambio de color. Tengo una Pocket Rosa que ha sufrido un cambio de color, la parte delantera ha perdido la intensidad y una Pocket del color gris típico de la original que le ha pasado como a muchas SNES, Dreamcast, se ha vuelto como amarilla cutre. Un día tendré que blanquearlas, aunque con la rosa no se cual será el resultado.

Mi conclusión de todo esto

Visto lo visto, está claro que tener aparatos electronícos almacenados durante tiempo sin usar nos puede dar muchas malas sorpresas. Por eso te aconsejo que revises a menudo el estado de tu colección de consolas y en el caso de las portátiles, es muy importante que nunca, bajo ningún concepto dejes pilas o batería puestas, ya que corres el risgo de que te pase como a mí.

Otra cosa que considero importante es utilizarlas a menudo, sacarlas de vez en cuando y jugar con ellas. Supongo es como un coche, si no lo utilizas también se estropea. De hecho, todas estas consolas que tanto amamos, se fabricaron para jugar, no para estar guardadas en un armario o en una caja.

Algunos privilegiados tienen espacio suficiente para poder lucir su colección, si es tu caso, te animo a que luzcas tu colección y la compartas con tus amigos, en foros como eltrolado e incluso que grabes algun vídeo y se lo mandes a algún youtuber, seguro que te lo agradecerá y tu también encontrarás un nuevo sentido a seguir coleccionando.

En mi caso, todo lo ocurrido me ha hecho reflexionar sobre seguir coleccionando consolas portátiles, e incluso he llegado ha pensar en vender algunas consolas que tengo para hacer bulto y que no ma aportan gran cosa. Me estoy planteando en quedarme solamente con las que realmente me aportan alguna satisfacción, como por ejemplo la ediciones limitadas de Zelda de GBA SP y Nintendo 3DS. El resto venderlas para que alguien que realmente las parecie, como yo lo hice en su momento.

En el caso de las consolas de sobre mesa que tengo estoy un poco igual. Las tengo guardadas en una caja y si alguna vez quiero jugar a algún juego de Game Cube, Nintendo 64 o Megadrive, tiro de emulador en Wii.


Deja un comentario

Comentarios cerrados.